Blogia
elpirineoNOsevende

Pirineo solidario con Nicaragua

Pirineo solidario con Nicaragua Es posible conseguir un mundo más justo” Rompiendo con el tópico de que la cooperación internacional es “cosa de grandes entidades”, un grupo de amigos canfraneros se unió hace un par de años para crear el Comité de Solidaridad de Canfranc con Nicaragua. Este variado grupo de unas treinta personas creen que es posible conseguir un mundo sin diferencias entre el Norte y el Sur.  “Las pequeñas acciones demuestran que la realidad es transformable”. Así de claro lo tienen Pilara Orduña y Alberto Pelegrín, presidenta y secretario, respectivamente, del Comité de Solidaridad de Canfranc con Nicaragua (CSCN). Ellos son sólo una parte de un grupo de unas treinta personas de todas las edades procedentes de lugares tan diversos como Castilla, Cantabria, Galicia, Murcia, Extremadura, Bélgica, Colombia y Venezuela.Desde enero de 2004, fecha en la que nació el comité, cada uno de los socios ha adquirido diferentes niveles de compromiso según sus posibilidades y disponibilidad. De manera totalmente altruista, dedican parte de su tiempo libre a tratar de conseguir “un mundo más justo”. PREGUNTA.- ¿Se puede mejorar el mundo?RESPUESTA.- Creemos en la solidaridad innata de la gente, y pensamos que todos reaccionamos frente a la injusticia o la desigualdad. El problema es que muchas veces carecemos de organización para poder encauzar este sentimiento y convertirlo en acciones transformadoras. La postura cómoda es pensar que los gobiernos son los culpables y por tanto los que tienen que solucionar los problemas. Por eso, creemos que experiencias como la del Comité demuestran que, a través de un trabajo planificado y mantenido en el tiempo, se pueden hacer cosas por conseguir un mundo más justo.P.- Y en esa búsqueda de mejora, la aportación del CSCN fue para Nicaragua...R.- La elección de este país surgió a raíz del hermanamiento que hay desde hace diez años entre la localidad nicaragüense de La Concordia y Canfranc. En 1997, este Consistorio oscense decidió destinar el uno por ciento del presupuesto municipal en concepto de ayuda al desarrollo. Hace tres años, varios vecinos y compañeros de Canfranc viajamos “allá” para supervisar los planes que se estaban llevando a cabo. Entonces decidimos crear el Comité para poder impulsar, difundir y promover más proyectos de cooperación y desarrollo con esa zona.P.- Diez años de hermanamiento que han tenido su celebración en España...R.- En el mes de enero nos visitó el alcalde de La Concordia, Félix Pedro Zeledón. Él, junto a un grupo de nicaragüenses más, es uno de los impulsores del hermanamiento. Durante su estancia visitamos diferentes localidades aragonesas, así como Madrid y Barcelona con el pretexto de iniciar nuevos proyectos y consolidar los ya existentes. P.- ¿Por qué La Concordia?R.- Porque esta localidad, situada en la provincia de Jinotega, al norte del país, lindando con Honduras, tiene unos índices muy agudos de pobreza, analfabetismo, desnutrición, etc. Sus habitantes se dedican a la agricultura y ganadería, y tienen dificultades con el suministro de agua. PROYECTOS P.- Precisamente la captación y distribución de agua ha sido el último proyecto en el que ha participado el comité...R.- Se han construido unas pequeñas fuentes en las puertas de las casas para que la gente coja el agua de allí. Así no tienen que desplazarse varios kilómetros para abastecerse y se evitan numerosas enfermedades por coger el agua, en ocasiones, de acuíferos no aptos para el consumo. P.- ¿En qué otros proyectos ha participado el Comité?R.- Uno importante fue la creación de la Casa de la Mujer como punto aglutinador de propuestas, proyectos, cursos, asambleas, etc. También destacan el de la creación de la farmacia “Biescas” y el de capacitación para jóvenes mediadores en educación sexual. Todos los proyectos tratan de cubrir necesidades muy básicas. P.- ¿Cómo se plantea el CSCN cada nueva intervención en La Concordia?R.- Las propuestas nos las envía directamente el Comité de Solidaridad que se creó en La Concordia. Esto nos facilita el trabajo, ya que ellos seleccionan, redactan y ejecutan los proyectos teniendo en cuenta que conocen exactamente las necesidades a cubrir. Después nuestra labor es conseguir “padrinos” o entidades que nos financien y realizar las justificaciones de los gastos. P.- ¿Es difícil conseguir mecenas?R.- De momento no nos podemos quejar, ya que hemos recibido ayudas de entidades y colectivos muy dispares. La experiencia nos lleva a afirmar que si hay un proyecto serio y se ofrecen unas garantías de ejecución, tardará más o menos, pero se logra la financiación. Normalmente hay que hacer un trabajo previo para presentar al comité y darles garantías de que el dinero va a ser utilizado en lo que se prevé.  INTERCAMBIO JUVENIL  P.- La filosofía del comité es que los proyectos sean “revolventes”...R.- Creemos firmemente que nuestra intervención debe de ser mínima, ya que para alcanzar un grado de desarrollo real, los países deben de ser los promotores de sus acciones sin la financiación ni la ayuda exterior. Por eso, una vez hecho el esfuerzo económico para su puesta en marcha, el proyecto tiene que ser capaz de mantenerse sin ninguna nueva inversión, es decir, de autoabastecerse. Cuando un país es capaz de salir adelante con sus propios medios, podemos decir que el desarrollo se ha alcanzado con éxito. P.- ¿Comprobáis “in situ” cómo se ha desarrollado cada proyecto?R.- Por supuesto. Los viajes, costeados por los propios miembros del comité, suponen una experiencia única e inolvidable. Además de comprobar el desarrollo de los proyectos, es una oportunidad para el encuentro, poner caras a las personas que están detrás, recoger la gratitud de los concordianos y volver con las pilas puestas para continuar.  P.- ¿En qué estáis trabajando actualmente?R.- Uno de los proyectos pretende dotar a los productores de un remanente para que puedan obtener mayor beneficio de sus cosechas y no tener que venderlo cuando y como quieran comprar. También nos ha surgido la oportunidad de trabajar con “Ópticos x Mundo”. Y además estamos preparando un en Canfranc entre jóvenes de La Concordia, Colombia, México, El Salvador, Grecia, Italia y España. Se llamará "Recetas para comerse el mundo" y girará entorno a cómo conseguir sociedades más sostenibles, equitativas y pacíficas.  P.- ¿Auguráis muchos años de vida al CSCN?

R.- Nos encantaría llegar a abandonar La Concordia, porque eso significaría que sus habitantes ya no necesitan ayuda y ratificaría el hecho de que el objetivo de toda cooperación al desarrollo es desaparecer. Sin embargo, la solidaridad también puede demostrarse actuando en nuestra realidad más cercana tratando de generar un cambio de actitudes en las personas de aquí. 

información de aragonpress.com que te ofrecemos desde Chobentú-Jóvenes de CHA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres