Blogia
elpirineoNOsevende

Aguas turbias de la especulación bajan por el proyecto del pantano de Biscarrués

Aguas turbias de la especulación bajan por el proyecto del pantano de Biscarrués Riegos tiene hipotecada la central que se beneficiaría de BiscarruésEl aprovechamiento está gravado con una hipoteca desde 1987. El aprovechamiento del salto hidroeléctrico que posee Riegos del Alto Aragón en Biscarrués, aguas abajo del azud que reparte los caudales del Gállego que se envían al embalse de la Sotonera y los que siguen hacia las huertas de la ribera zaragozana, está gravado con una hipoteca desde hace casi dos décadas. Concretamente, desde el 12 de mayo de 1987, según consta en el Registro de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Sería una de las principales beneficiarias de la construcción de un embalse en La Galliguera. Esta circunstancia no fue puesta en conocimiento de la Ponencia de Obras Conflictivas de la Comisión del Agua ni del plenario de este organismo, encargados de formular una propuesta para regular el Gállego sin conflictos territoriales entre el llano y la montaña frente al proyecto de construcción inicial del embalse de Biscarrués. Varios miembros del ambos órganos mostraron su sorpresa ante este hecho, que consideran de relevancia suficiente para haber sido comunicado antes de tomar una decisión. El aprovechamiento, concedido a Riegos del Alto Aragón en noviembre de 1986, tiene fijada la reversión para el mismo mes del 2061, tras 75 años de explotación. Tiene un desnivel máximo de 33,54 metros y un salto bruto de 28,95. Su potencia instalada es de 4.400 kilowatios y el caudal máximo, de 16.615 litros por segundo, un 60% más de lo que tiene concedido Endesa en El Grado. Entre las condiciones para la explotación se halla la obligatoriedad de dejar circular un metro cúbico de agua por segundo entre la presa de Ardisa y Puendeluna. Ese caudal deberá duplicarse cuando "se consiga la regulación integral del Gálego". Ni la ponencia ni el pleno fueron capaces de llegar a un acuerdo sobre el Gállego. Del abanico de propuestas, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona optó por elaborar un nuevo proyecto de presa que no inundara ningún núcleo ni afectara a la zona de aguas bravas, complementado con balsas para almacenar 330 hectómetros cúbicos en los canales de Riegos del Alto Aragón. Tras la presión de la DGA, Madrid aceptó rediseñar la presa inicial, aunque para ello debe antes aprobarla. El embalse elevará la garantía de suministro del caudal de la central, que ahora turbina los 15 metros que como máximo salen en verano hacia el Bajo Gállego.

Del Periódico de Aragón de hoy

Tenía o no tenía razón CHA al ver intereses ocultos en el empecinamiento por el pantano de Biscarrués?

  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres