Blogia
elpirineoNOsevende

Alguna buena noticia de vez en cuando, para recuperar patrimonio histórico-artístico, de la mano de CHA

Alguna buena noticia de vez en cuando, para recuperar patrimonio histórico-artístico, de la mano de CHA

 La Jacetania cataloga 86 elementos de su patrimonio histórico-artístico para estudiar posibles actuaciones de restauración .La Comarca de la Jacetania ha concluido la primera fase del inventario de su patrimonio artístico, con la catalogación de 86 templos y ermitas del Valle del Aragón y el término de Jaca. Durante este año se está inventariando el resto del patrimonio. Los datos recopilados deben servir para impulsar actuaciones que permitan su recuperación.
 La Comarca de la Jacetania ha terminado la primera fase del inventario de su patrimonio artístico. En total, se han catalogado 86 templos y ermitas del Valle del Aragón y el municipio de Jaca. En este próximo año está previsto concluir el inventario a lo largo de todo el territorio. Este inventario pretende recopilar una serie de datos sobre cada una de estas obras con el objetivo de impulsar actuaciones que permitan, en la mayoría de los casos, la recuperación y puesta en valor de este patrimonio.
 Desde la comisión de cultura de la Comarca se pensó en llevar a cabo esta iniciativa como una forma de contribuir a la recuperación de un patrimonio del que un 60%. Tras asesorarse debidamente sobre los pasos a dar, la Comarca decidió realizar un inventario como paso previo a cualquier otra actuación, para lo que convocó una beca que ganó la especialista jaquesa Belén Luque. El presidente de la comisión de cultura, Alfredo Solano, (CHA) comenta que aunque se hizo la dotación para un año, “vimos que el inventario es grande”, por lo que se ha hecho una primera fase con el Valle del Aragón y el término municipal de Jaca, y se ha ampliado la beca a una segunda fase, ahora en curso, donde se está inventariando el patrimonio del resto de municipios.
Según ha explicado Belén Luque, de los 86 templos estudiados y a raíz de una inspección ocular, más o menos la mitad se encuentran en buen estado, dieciséis de ellos en estado muy bueno. No obstante, del resto, ocho se encuentran en estado de pre ruina, quince en ruina y los cinco restantes en ruina total. Por todo ello, la Comarca ya ha empezado a plantearse un plan de actuación y según Solano, ya se han tenido conversaciones con el Obispado.
 Para el responsable de la comisión de cultura, “la comarca tiene voluntad de recuperar patrimonio para que sea un estandarte de la Jacetania”, pero reconoce que “los recursos son pocos”. Solano señalan que “por parte de la Iglesia hay voluntad de colaboración, incluso económica”, y el objetivo es trabajar conjuntamente para atraer a instituciones como el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Cultura, asi como entidades que trabajan en la recuperación de patrimonio.
 La primera actuación sería en la ermita de Santa Isabel de Espuéndolas, una ermita prerrománica que muchos sitúan como la primera que se edificó en el actual territorio de la Jacetania. Se trata de un edificio en semi ruina, del que sólo se conservan en buen estado las paredes perimetrales. Sea como fuere, Alfredo Solano explica que se está estableciendo todavía un orden de prioridades “en función del presupuesto y el desarrollo del inventario”. La actuación de Espuéndolas, además, por su proximidad a Sabiñánigo, serviría para “enlazar con el trabajo que se está realizando desde hace años en Alto Gállego, junto con la asociación Amigos del Serrablo. Sobre esta obra, Solano ha indicado que “faltan conversaciones con el Obispado y el Ayuntamiento de Jaca, al que pertenece Espuéndolas, pero la disposición comarca es empezar este año”. 
 En total, la primera fase de este inventario ha recopilado información sobre 86 templos y ermitas. Para la segunda fase, se calcula que serán otras 130 edificaciones las que se incorporen al estudio. Belén Luque ha explicado que su trabajo se ha centrado en ocho objetivos fundamentales: hacer un catálogo y registro de estas edificaciones, conocer su estado de conservación, establecer un plan de actuación para cada una de ellas, elaborar una base de datos con fichas de cada templo o ermita, crear un archivo fotográfico y bibliográfico de cada una de ellas, servir de base para futuras catalogaciones y ser el punto de partida para una campaña de actuaciones para la restauración y promoción de este patrimonio.Para cada uno de los edificios inventariados se han elaborado unas fichas que constan de 31 campos. Además de los datos básicos, las fichas incluyen campos como localización geográfica para GPS, acceso, declaraciones de protección, estilo artístico, bienes que alberga en su interior, historia, restauraciones, ampliaciones, bibliografía de referencia, estado de conservación y posibles actuaciones que serían necesarias. Esta información ha sido recopilada a través de un trabajo de campo que ha consistidoen la elaboración de un reportaje fotográfico de cada edificación, toma de datos, inspección de su estado de conservación, así como charlas y entrevistas con párrocos y vecinos para complementar la información documentada.
 El trabajo se ha entregado en papel, ya que las fichas permanecerán abiertas como material de trabajo para posibles actualizaciones. No obstante, toda esta información ha sido recogida en una base de datos en la que se incluye un resumen de estas fichas, lo que permite realizar búsquedas con total facilidad. Así mismo, el estudio se completa con un archivo fotográfico con fotos actuales y antiguas que, según explica la autora, “dan una importante información sobre los avatares que ha sufrido el templo”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres